jueves, 3 de octubre de 2019

Dos Palabras

octubre 03, 2019 Posted by Don Dramas No comments
Lo veo.

Lo siento.

Lo percibo.

Han sido días extraños en los que nos hemos dado cuenta que a pesar de las circunstancias hay algo en nosotros que nos une, que nos atrae, que no nos permite decir adiós.

En cada gesto tuyo se articula un mensaje.

Cuando inclinas la cabeza hacia a un lado y tus pequeños ojos rasgados se encuentran con los míos y los lunares de tus labios se tuercen dibujando una media luna que adorna tu rostros con una enorme sonrisa.

En tu voz al decir "hola".

En tus labios cuando me dicen "besos".

En nuestra constante e incansable búsqueda por encontrarnos el uno por el otro.

En una odisea que no cesa, que se repite gustosamente cada día, tratando de coordinar tiempos, momentos, horas, situaciones.

En todo ello hay un mensaje.

El mismo que yo te envío confusamente entre mi preocupación por ti, por lo que te estresa, por los que quieres y por lo que luchas. 

Aún tratando de contenerme, de no pasarme, de mantenerme en línea por temor a no ser contestado.

Hay dos palabras flotando en el aire.

Son cosas que ya no decimos o que evitamos con frecuencia.

Tu por miedo a decirlo y que todo salga mal de nuevo.

Yo por decirlo y que no me contestes.

La mente es tan rara, que aun que reciba el mensaje de muchas formas es necesario pronunciar las palabras para sentirse satisfecho.

Aun así, corazón, quiero decirte que mis oídos necios lo buscan y mi cerebro desea que la información llegue a él a través de ellos, pero mi corazón si entiende el mensaje.

Mi corazón sabe, igual que el tuyo, que no hay mejor forma de comunicarse que con las acciones, con los hechos, mas que con las palabras.

Te quiero.

Es el murmullo que se lleva el viento entre las ramas de los árboles, entre la brisa de cada mañana, entre las olas del malecón, entre el sol incesante del medio día.

Te quiero.

Es el mensaje que sale desde tu corazón hasta el mío y del mío hasta el tuyo y que llega hasta nosotros de formas distintas.

Te quiero.

Es lo que ya sabes y espero que no lo hayas olvidado aun que mis labios tiemblen por no decirlo, aun que mi corazón se haga chiquito por amordazarme las palabras y tragarme la lengua, aun que el nudo que se me hace en la garganta y que me pesa en el estómago, en las vísceras y que hace mas pesado mi andar, mi ánimo y mis pensamientos hagan que me reuse a decirlo.

Son las dos palabras que tenían que salir de mí esta noche por que si no las expreso de algún modo, siento que un huracán y un incendio me consumen el sentimiento y me matan por dentro.

Te quiero.

Y siempre te querré, mi eterno corazón.


0 comentarios:

Publicar un comentario